Recurso de Reforma, subsidiario de Apelación presentado al Juzgado de Instrucción número 12 de Valencia

PERILL!abusospolicials

AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 12 DE VALENCIA

 

 

DÑA. XXXXXXXXX, PROCURADORA DE LOS TRIBUNALES, COLEGIADA Nº 89 ICPV,  en nombre y representación de D. XXXX, según consta acreditado mediante apoderamiento apud acta, asistida en las presentes actuaciones del letrado D. RICARDO CANO ZAMORANOABOGADO, COLEGIADO Nº 502 ICA ALZIRA, en los AUTOS DE DILIGENCIAS PREVIAS 638/2012, ante el Juzgado comparece  y como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que por medio del presente escrito viene a formular RECURSO DE REFORMASUBSIDIARIO DE APELACION, y en su caso y si fuera necesario desde ahora anuncio RECURSO DE AMPARO contra La providencia de 23 de enero 2013 que acuerda implícitamente no proceder a la practica de diligencias solicitadas por esta parte como resultado de la agresión y malos tratos sufridos hasta que se resuelva el recurso de apelación interpuesto, resolución notificada el día 30 de enero 2013.

                               MOTIVOS DE RECURSO

PRIMERO.- Se nos notifico en su día un auto de sobreseimiento de un solo folio en el que se acuerda el sobreseimiento por no existir persona alguna determinada respecto a la perpetración de los hechos delictivos según se dice respecto a los partes médicos e informes del forense tanto de policías como de manifestantes sin que se concrete en forma alguna a que policías o manifestantes se refiere el sobreseimiento. Este auto fue recurrido en su integridad. Suponemos que la referencia de la providencia hace referencia a dicho auto.

No se puede entender como un auto carente absolutamente de concreción alguna respecto a los hechos que afecta puede condicionar las diligencias de investigación interesadas. Mi mandante sufrió lesiones a consecuencia de la injustificada actuación policial, y en su denuncia ha concretado perfectamente cuales on los funcionarios de policía denunciados y ha solicitado la practica de las diversas diligencias necesarias para proceder a la completa  identificación de los agentes que se excedieron en el uso de la fuerza, cometiendo presuntamente el delito denunciado. Si en el auto en su dia dictado y recurrido se pretende incluir los hechos denunciados por mi mandante que no han merecido ni la mas minima investigación según se desprende de la providencia que ahora recurrimos estaríamos ante un caso clarísimo de denegación de justicia y de falta total de amparo y tutela judicial.

Con relación al citado auto de sobreseimiento y dada su falta de claridad al no constar ni la mas mínima referencia en cuanto a que actuaciones se sobreseen y respecto a quienes afecta no quedo mas remedio que formular recurso por cuanto el mismo causa indefensión. La forma en que queda redactado puede dar lugar a interpretaciones diversas respecto a su contenido que pueden afectar a mi mandante, terceras personas e incluso a su denuncia. Ello incumple la vigente LOPJ  respecto a la forma en que deben elaborarse las resoluciones judiciales. No es necesario entrar en mas consideraciones. Respecto a las lesiones sufridas por las personas que se califican como manifestantes no se ha realizado absolutamente ninguna diligencia de investigación y ello vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva. Se limita el juzgado a decir que son las lesiones y partes de medico forense en que no existe identificación de autor. Lo lógico seria indicar cuales son al menos los lesionados tanto policías como manifestantes. No se ha dictado un nuevo auto aclaratorio de estos extremos ni nada se ha aclarado en la resolución confirmatoria que ha dado origen al recurso de apelación. desde este momento señalamos la intención en su momento a expensas de la resolución de la audiencia de acudir a las instancias superiores en Amparo y si fuera necesario al TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS, por indefensión y falta de tutela y amparo judicial.

Sigue siendo inexplicable casi cuarenta años después de la muerte en su cama del dictador la reluctancia en los órganos judiciales a investigar los excesos en las actuaciones policiales, porque otra interpretación no cabe de las actuaciones, y máxime en casos tan escandalosos como los d la primavera valenciana del 2012 que dieron la vuelta al mundo.

Reiteramos el caso de  XXXXXXXX que resulto lesionada por la actuación de la policía a la que no se ha tomado declaración, no se ha efectuado ofrecimiento de acciones, ni se le ha preguntado quienes son los que la lesionaron, ni siquiera si participaba o no en las concentraciones. Es decir la actuación judicial y la tutela judicial respecto a los derechos de esta persona lesionada ha sido nula e inexistente. Ni siquiera consta si dicha persona tiene diligencias incoadas o abiertas a resultas de dichas lesiones en otro juzgado. Según la policía se cayo solita y fue atendida por los policías. Lastima la cantidad de testigos que van a corroborar lo contrario si esto se investiga

No se comprende por que razón ni se ha ordenado su examen por el medico forense ni se le ha tomado declaración para comprobar la veracidad, mas que dudosa, debo añadir, del contenido del atestado policial. En cualquier caso hay una clara situación de falta de tutela judicial al respecto.  El problema es que tal y como esta redactado este auto dichas lesiones quedaran una vez mas impunes pero además sin la mas mínima investigación.

          Seguramente se nos alegará a efectos probatorios que los hechos están probados en base a la condición de autoridad pública de los funcionarios citados en el atestado y el principio de confianza y veracidad que asiste a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando se hallan en el ejercicio de sus funciones públicas. Pues bien, conforme a la más reciente doctrina jurídica en el presente caso dicha presunción de veracidad no opera en determinados casos:

TC Sala 1ª, S 25-2-2008, nº 34/2008, rec. 3066/2005. Pte: Casas Baamonde, María Emilia

RESUMEN

El TC otorga amparo al recurrente frente a resoluciones que acordaron sobreseer unas diligencias previas por delito contra la integridad moral. Considera la Sala que frente a la denuncia de tratos policiales inhumanos o degradantes por parte del detenido no se produjo una investigación judicial eficaz y que, aunque se emprendió prontamente la investigación judicial y tuvo cierto contenido, se clausuró cuando existían aún sospechas razonables acerca de la posibilidad de que el delito se hubiera cometido. Es por ello que el Tribunal estima lesionado su derecho a la tutela judicial efectiva debida.

Al amparo de la CE de 27 diciembre 1978. Constitución Española: art.15 , art.24.1 y del RDLeg. de 14 septiembre 1882. Año 1882. Ley de Enjuiciamiento Criminal; art.637 , art.641 y art.789.1 Alegaba el recurrente que el sobreseimiento se sustentó únicamente en “otorgar sin discusión alguna confianza y presunción de veracidad a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, como una presunción iuris et de iure que es improcedente en sí y que olvida además que la denuncia se refiere precisamente a una conducta irregular de un agente en el ejercicio de sus funciones.

            Por su parte el Ministerio Fiscal, mediante escrito de 22 de junio de 2007, interesa el otorgamiento del amparo por vulneración del derecho del actor a su integridad física y la consecuente anulación de los Autos impugnados “a fin de que se realice por el Juzgado instructor una diligente investigación de los hechos denunciados”. Recuerda el Fiscal en primer lugar que, en la interpretación que del mismo hace el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el art. 3 del Convenio europeo de derechos humanos tiene una vertiente procesal, consistente en la necesidad de llevar a cabo una investigación efectiva para la identificación y castigo de los responsables cada vez que existan motivos razonables para creer que agentes del Estado han realizado tratamientos contrarios a dicho artículo sobre personas privadas de libertad. Así, aunque el amparo pretendido se plantea desde el art. 24.1 CE, debe ponerse en relación con el art. 15 CE, de modo que la falta de práctica de diligencias de prueba puede lesionar éste último derecho fundamental. Los derechos “protegidos en el art. 15 CE son de tal relevancia que exigen” una “diligente investigación, de forma que en lo posible queden disipadas todas las dudas que la denuncia pueda producir”. En el presente caso constata el Fiscal “que no se llega a practicar ni la más mínima diligencia tendente a esclarecer la realidad de lo denunciado

            Por providencia de 21 de febrero de 2008, se señaló para deliberación y votación de la presente Sentencia el día 25 del mismo mes y año dándose amparo y estimándose la demanda.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

         La misma razón sirve para negar en este contexto presunción de veracidad a las declaraciones de los agentes policiales implicados, debiendo añadirse, en el presente caso, que tal presunción no viene apoyada en mandato legal alguno, sino sólo en la expresión legal de los deberes de legalidad, integridad y respeto a la dignidad que comporta la actividad policial; sin que pueda dejar de hacerse alusión a las cautelas con que necesariamente ha de valorarse el testimonio de alguien en función de su condición actual o probable de imputado, como es la del agente que es o teme ser denunciado por tratos inhumanos o degradantes.

          En resumen en determinados casos y tratándose de agentes implicados en los hechos sus manifestaciones no tienen porque gozar de la presunción de veracidad otorgada por costumbre que además no tiene realmente respaldo legal, máxime en casos como el presente en la que son múltiples los indicios y pruebas y han podido ser  visionadas en Internet, televisión y prensa grafica y que acreditan una total extralimitación y falta de profesionalidad y proporcionalidad por parte de los policías actuantes de la III UIP, dando rienda suelta a una violencia y salvajismo inconcebibles en una sociedad civilizada que creía tener superados este tipo de actuaciones dignas de otras épocas de la historia de este país que se creían superadas.

         Antes de acordar el sobreseimiento se debe cuanto menos investigar si los hechos denunciados son o no ciertos para que el juzgador pueda llegar a un convencimiento con base y en ejercicio de la tutela judicial efectiva respecto a la resolución a tomar y  deben ser investigados. Las consecuencias no son las mismas para los ciudadanos que una vez mas pueden llegar a la errónea conclusión de como la justicia demuestra su ceguera selectiva, y en la actual situación de absoluto descredito de todas las administraciones del estado incluida la administración de justicia no debemos ayudar a dar esa imagen.

        Por todo lo expuesto termina y  SUPLICA AL JUZGADO que admita a tramite el presente escrito, tenga por formulado RECURSO DE REFORMAY SUBSIDIARIO DE APELACION ACUERDE ADMITIRLO A TRAMITE y en su momento DICTAR AUTO en el sentido interesado EN EL SENTIDO INTERESADO EN EL CUERPO DEL PRESENTE ESCRITO ACORDADANDO SE INICIE LA PRACTICA DE LAS DILIGENCIAS DE INVESTIGACION SOLICITADAS.

Es justicia que pido en VALENCIA a  31 de ENERO de 2013.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: